La oveja blanca que deseaba ser negra.

Imagen

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.

Augusto (Tito) Monterroso

Hace aproximadamente unos 15 años mi padre para inculcarme el habito de la lectura, decidió obsequiarme un libro de fábulas, sabia que mi fascinación por leer grandes libros no era lo mío. Por lo que decidió regalarme el libro “La Oveja Negra y demás fábulas” del famoso escritor Guatemalteco: Augusto Monterroso. Era un libro pequeño, pero al mismo tiempo enorme, no solo en las enseñanzas que dejaba las cuales yo a mi corta edad no lograba comprender muy bien.

Resulto ser uno de los libros más bellos que he leído…

La fábula principal llamó mucho mi atención, muchas veces me he considerado la oveja negra de mi familia, no me gusta seguir las reglas establecidas, cuestiono casi todo desde mi niñez…

Existen días en los que me pregunto ¿Qué se sentirá ser la oveja blanca? ¿Seguir reglas? ¿Ser parte del montón? Sin embargo también veo que muchas personas me admiran y desearían ser como yo.

Al final es mejor ser la oveja negra, ya que terminas sirviendo de inspiración para todas las ovejas blancas comunes y corrientes.

Espero les guste el amigurumi que realicé, para recordar esta fábula.

Besos.

Tuxi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s